photo header_zps1e2213e2.png

viernes, 17 de agosto de 2012

¡A emprender!

La Nación publica una nota sobre un hombre que, una semana después de salir del centro penitenciario, es arrestado de nuevo por distribución de drogas ilegítimas. La nota, si se lee, es fría, contundente y seca como un ataúd. El sentimiento que nos embarga, al contrario, es más duradero. Más indignante. ¿En qué momento perdimos la capacidad de preguntarnos que conduce a esta persona a reincidir?

Nueva Oportunidad nació con la idea de ser la respuesta a estos problemas. La pregunta que todos evitan hacer es la pregunta que nosotros formulamos. ¿Qué obliga a un ex privado de libertad a reincidir? ¿Cuál es el verdadero porcentaje de reincidencia en las cárceles de Costa Rica? ¿Por cuáles abismos transitan los privados de libertad?


Menos de dos años después, somos una fundación decidida a tomar posición en la problemática carcelaria costarricense. En conjunto con varias organizaciones privadas y públicas, hemos conseguido llevar nuestro proyecto a una cárcel costarricense para hacer de nuestros sueños los sueños de aquellos a quienes se les ha prohibido tenerlos.
Nuestras iniciales son rotundas y firmes: un NO a la discriminación. NO a la falta de oportunidades. NO a la estigmatización social. NO a las políticas de siempre.

Queremos ser el pensamiento alternativo, diferente: la mano que se extiende en señal de ayuda y no el puño castigador que se cierne sobre la espalda. Queremos ser la sonrisa y no la puerta cerrada.


Nueva Oportunidad no emplea ni moldea seres humanos. Nueva Oportunidad mueve e impulsa sueños.



Redes sociales

TwitterFacebook