photo header_zps1e2213e2.png

martes, 2 de abril de 2013

Papa Francisco: “Estoy a tu servicio”


El pasado Jueves Santo, el recién electo Papa Francisco,  Jorge Bergoglio, rompió con la costumbre dogmática de celebrar la tradicional misa de lavado de pies en la Basílica de San Pedro. Tal y como lo hacía cuando era Arzobispo en Buenos Aires llevó la celebración a un centro penal: lavó y besó los pies de privados de libertad. 
Celebró la misa en el centro penal para menores Casa Marmo, en Roma, ante cincuenta jóvenes privados de libertad de distintas nacionalidades y creencias religiosas. Besó los pies en señal de perdón de doce de ellos, entre estos dos mujeres, una de ellas musulmana. 
Según Francisco: “Esto es un símbolo y un gesto: lavar los pies quiere decir que estoy a tu servicio”. Además señaló durante la ceremonia que quien está en lo alto debe servir a los otros.
Más allá de las creencias religiosas, el Papa es un líder mundial, seguido y respetado por millones de personas alrededor del mundo. El gesto de arrodillarse ante un “criminal” para lavar y besar sus pies no es sólo una muestra de perdón cristiano, sino también  una señal de igualdad y reconocimiento como semejante. 
En Nueva Oportunidad creemos en la igualdad. Solo cuando reconozcamos como iguales a los privados de libertad les estaremos dotando de una herramienta real para rehabilitarse y  reinsertarse a la sociedad.  No creemos en la lástima ni en la caridad: creamos empoderamiento. 
El ejemplo del Papa Francisco, sin importar el significado religioso, nos da una muestra de cómo sin importar la posición de poder tenemos la obligación de incluir a aquellos a los que nosotros mismos hemos aislado. 
¡Demos un beso en los pies a los privados de libertad; demos una Nueva Oportunidad de ser ciudadanos! 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Redes sociales

TwitterFacebook