photo header_zps1e2213e2.png

lunes, 7 de octubre de 2013

Yo también soy emprendedor: generación 2013


¡Yo también soy emprendedor! 
Según el artículo 51 del Código Penal costarricense las penas deben ser cumplidas “de manera que ejerzan sobre el condenado una acción rehabilitadora. Sin embargo, con una sobrepoblación del 37% a julio del 2013 (según datos del Ministerio de Justicia y Paz), las cárceles costarricenses no pasan de ser un depósito de “despojos humanos”. 
El “tratamiento penitenciario” es inexistente; no puede hablarse de resocialización cuando los recursos son pocos y las necesidades son muchas. Los privados de libertad se reinsertan a la sociedad a pesar de la cárcel, no gracias a ella. La prisión deforma, potencia la actitud hacia el crimen,  optimiza y perfecciona las habilidades necesarias para el delito. 
Con cada condena de prisión se condena un poco a la muerte, a la violación de los Derechos Humanos, a portar por siempre una etiqueta de delincuente. Los  privados de libertad se convierten en un problema del que nadie quiere hacerse responsable: están encerrados, apartados, lejos de la vista de la “sociedad”. 
Pero se nos olvida que más temprano que tarde, ese privado de libertad regresará a la sociedad. Readaptado o no, convivirá con nosotros. En ese momento necesitará de las herramientas y habilidades que la cárcel debió darle, pero que por el contrario se encargó de negarle,  y en su lugar le enseñó a ser un mejor delincuente. 
El problema penitenciario no puede esperar. No se puede tapar con parches ni decorar con mejores instalaciones. Es necesario crear opciones distintas, dejar de dar las mismas respuestas. La única forma de que el privado de libertad deje de ser un delincuente es dejándolo de tratar como tal. 
En este contexto, Nueva Oportunidad crea una opción real y práctica para esta población: ser emprendedores. Durante el proceso de formación se les invita y se les trata como ciudadanos. No se habla de delitos ni de leyes, se habla se aptitudes y futuros.  Les empoderamos para que tomen el protagonismo de su proceso de reinserción social y modelen su propio destino. 
Hoy y durante las próximas semanas les presentaremos a algunos de nuestros emprendedores. Les invitamos a verles de la misma forma que lo hacemos nosotros: como personas. Olvide las rejas que les encierran; déles una Nueva Oportunidad de reincorporarse a la sociedad de una forma digna. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Redes sociales

TwitterFacebook